Trastornos Alimentarios
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son trastornos psicológicos que comportan anomalías graves en el comportamiento de la ingesta. El síntoma externo es la alteración de la conducta alimentaria (dietas prolongadas, pérdida de peso, ejercicio excesivo…) pero el origen del trastorno se explicaría a partir de una alteración psicológica (elevado índice de autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso o la comida, ect..).

    Trabajaremos los casos desde una perspectiva integrada tanto corrigiendo el patrón conductual como provocando el cambio cognitivo e interno de nuestros consultantes para recuperar o alcanzar su peso adecuado.

    Algunos de los problemas incluidos en este apartado son:

    • Anorexia nerviosa
    • Bulimia nerviosa
    • Obesidad
    • Atracones
  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    Para saber si padeces o algún familiar sufre de algún tipo de trastorno relacionado con la comida, debes prestar atención a las siguientes conductas o síntomas:

    • Pérdida brusca de peso en poco lapso de tiempo y por debajo del valor mínimo normal considerando la edad y talla. Por ejemplo, pérdida de peso inferior al 85% del esperable según el IMC.
    • Miedo intenso a ganar peso, incluso estando por debajo del peso normal
    • Presencia de atracones recurrentes
    • Conductas compensatorias inapropiadas (provocación del vómito, uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos, ejercicio excesivo…)
    • Autoevaluación de sí mismo exageradamente influida por el peso y la silueta corporales

    Para calcular el Índice de Masa Corporal se utiliza la siguiente fórmula y se compara con la tabla expuesta a continuación:

    IMC= Peso (Kg) / Altura2 (M)

    Índice de masa corporal Clasificación
    <16.00 Infrapeso: Delgadez Severa
    16.00 - 16.99 Infrapeso: Delgadez moderada
    17.00 - 18.49 Infrapeso: Delgadez aceptable
    18.50 - 24.99 Peso Normal
    25.00 - 29.99 Sobrepeso
    30.00 - 34.99 Obeso: Tipo I
    35.00 - 40.00 Obeso: Tipo II
    >40.00 Obeso: Tipo III
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    Dentro del trabajo con personas que padecen este tipo de problemática, centraremos nuestra actuación en las siguientes actuaciones:

    • Instaurar hábitos alimenticios adecuados en función de la edad y altura.
    • Proporcionar un modelo estético corporal más adecuado frente al culto a la delgadez.
    • Aumentar la aceptación de la propia imagen corporal.
    • Mejorar el autoconcepto y la autovaloración personal.
    • Aprender a ser más asertivo frente a los mensajes exteriores de la sociedad y la publicidad.
Trastornos del Envejecimiento
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    El mantenimiento de la salud mental resulta esencial para el bienestar del ser humano.

    En la edad avanzada, conjuntamente con otros cambios fisiológicos, existe la tendencia de experimentar deterioros cognitivos que afectan a nuestras habilidades mentales (olvidar donde hemos puesto ciertas cosas, desorientación en tiempo y espacio, pérdida de agilidad mental…). Algunos de estos cambios son debidos a varias enfermedades o a procesos de envejecimiento irreversibles. Sin embargo, muchos de estos cambios pueden impedirse o retardarse llevando una vida activa y saludable.

    Para ello, existen diversas técnicas y métodos, como la psicoestimulación cognitiva que nos ayudan a recuperar la agilidad mental, retrasar el envejecimiento cognitivo y mantener activas nuestras capacidades mentales.

    A todo esto podemos añadir, que el anciano sufre o puede llegar a sufrir otras patologías que nada tengan que ver con el deterioro cognitivo propio de la edad. La ansiedad, la depresión y la soledad son otros padecimientos comunes entre nuestros mayores que merecen de nuestra atención.

  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    Existen ciertos indicadores de deterioro cognitivo, que suelen ser provocados por lesiones cerebrales o por consecuencias derivadas del proceso de envejecimiento. Algunos de estos síntomas son:

    • Desorientación en espacio (no saber volver a casa) y tiempo (no recordar la fecha o la estación del año en la que estamos).
    • Pequeños olvidos que se agravan con el paso de los años (nombres, conversaciones, pérdida de objetos…)
    • Problemas para realizar las ABVD (Actividades Básicas de la Vida Diaria) como asearse, vestirse, preparar la comida.
    • Alteraciones del sueño por exceso o por defecto (Hipersomnia o insomnio)
    • Cambios drásticos de humor y, en ocasiones, comportamientos violentos.
    • Incontinencia urinaria y de heces.
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    Desde este apartado trabajaremos diversas cuestiones como:

    • Prevención del deterioro cognitivo con ejercicios de entrenamiento mental, como pueden ser, la estimulación cognitiva preventiva, fichas y juegos adaptados a las capacidades de los participantes…

    • Estimulación cognitiva para recuperar funciones deterioradas realizando talleres de memoria, atención, razonamiento, rememoración de recuerdos, lecto-escritura…

    • Problemas de relación, soledad, ansiedad o depresión
TRASTORNOS SEXUALES
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    Las disfunciones sexuales se refieren a la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual (excitación, meseta, orgasmo y resolución) que evita al individuo o pareja que disfrute de la actividad sexual. Estos problemas pueden ser causados por una alteración orgánica, que ha de ser descartada antes de comenzar la intervención psicológica, o bien, estar causados por otros factores a nivel mental o psicológico como una educación demasiado estricta, mitos y falsedades en torno al sexo, miedo a quedarse embarazada o por la conocida ansiedad de rendimiento en los hombres. Estos y otros problemas pueden corregirse con una adecuada educación sexual y una intervención psicológica específica para cada caso concreto.

    También existen otro tipo de alteraciones psicológicas que generan malestar en las personas dentro de sus prácticas sexuales o que están consideradas como desviaciones sexuales que atentan contra la dignidad e intimidad de otras personas.

    Trabajaremos, entre otros, aspectos tales como:

    • Problemas de deseo-interés sexual
    • Problemas en la excitación sexual
    • Problemas relativos al orgasmo-eyaculación
    • Otros problemas sexuales (dispareunia o dolor, fobias sexuales, frecuencia de las relaciones..)
    • Parafilias o desviaciones sexuales
    • Disforia de género
  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    Existen multitud de problemas sexuales cada uno con determinados signos o síntomas que también se pueden diferenciar en función del género de la persona que consulta. De forma general, recogemos algunos de los síntomas más frecuentes vinculados a los trastornos sexuales:

    • Disminución o ausencia de fantasías y deseos de actividad sexual.

    • Incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener la respuesta de lubricación en la mujer y erección en el hombre, propia de la fase de excitación, hasta la terminación de la actividad sexual.

    • Eyaculación persistente o recurrente en respuesta a una estimulación sexual mínima antes, durante o poco tiempo después de la penetración, y antes de que la persona lo desee.

    • Dolor genital asociado a la relación sexual, tanto en varones como en mujeres.

    • Fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos ligados al hecho de tocar, rozar, enseñar sus genitales o cualquier otro comportamiento que incluya a otra persona en contra de su voluntad.

    • Identificación acusada y persistente con el otro sexo (distinto al de nacimiento) que incluye malestar persistente con el propio sexo o sentimiento de inadecuación con su rol.
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    Dentro de los trastornos relacionados con las fases del acto sexual existen diversas técnicas orientadas a la reeducación sexual, correción de falsos mitos e instaurar o corregir las conductas sexuales que hasta ahora producían malestar al individuo o pareja, como puede ser la técnica del placereado o la focalización sensorial.

    En este apartado también es posible trabajar a nivel de pareja la confianza y complicidad que requiere una relación sexual plena y satisfactoria, así como una adecuada comunicación entre ambos.

    En el caso de las desviaciones sexuales, trataremos de recondicionar las conductas y fantasías sexuales desadaptadas por otras más adecuadas, aceptadas socialmente y consentidas por todas las partes implicadas.

    Las personas que no se sienten identificadas con su sexo padecen, además de la propia disforia de género, otras alteraciones tan comunes como depresión, ansiedad, baja autoestima, falta de asertividad y deficientes habilidades sociales. Por todo ello, se trabajarían todos estos aspectos y los que demande la persona en función de su problema particular, así como el correcto asesoramiento sobre el principal problema por el que consulta, la inadecuación con su rol de género.

ADICCIONES
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    Actualmente, algunas actividades humanas tiene el potencial de convertirse en una conducta adictiva. Esto viene determinado por las sensaciones, emociones y sentimientos del propio individuo respecto a sí mismo y respecto a la vida. Las conductas adictivas se caracterizan por:

    • Un fuerte deseo o sentimiento de compulsión para llevar a cabo la conducta.

    • Capacidad deteriorada para controlar la conducta.

    • Malestar y angustia emocional cuando la conducta es impedida o dejada de hacer.

    • Persistir con la conducta a pesar de la clara evidencia de que es quien produce los problemas.

    Esto viene a indicar que el individuo se ve llevado por su adicción y que cuando no puede llevarla a cabo se encuentra mal. Como consecuencia de esto, la adicción se convierte en el centro de su vida, descuidando el resto de sus facetas. Su incapacidad de controlar la conducta le hace sentirse mal, cayendo en un estado de deterioro y en un círculo vicioso, ya que, aun queriendo salir de su adicción, le va a ser muy difícil conseguirlo por sí mismo sin ayuda profesional.

    Algunas de las adicciones más comunes y que tratamos en nuestra consulta son:.

    • Drogas
    • Tabaco
    • Alcohol
    • Juegos/Videoconsolas/PC
    • Internet y móvil
  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    Los síntomas que podemos observar en las conductas adictivas por consumo de sustancias tóxicas como las drogas, el alcohol o el tabaco producen signos visibles a nivel conductual y síntomas a nivel fisiológico. Dentro de las adicciones a sustancias podemos destacar los siguientes conceptos:

    • Tolerancia: se produce tolerancia cuando el efecto de la misma cantidad disminuye claramente con su consumo continuado y es necesario aumentar la dosis para conseguir el efecto deseado.

    • Abstinencia: son los efectos fisiológicos que se producen en el organismo por el cese del consumo y que desaparecen cuando la persona vuelve a consumir la sustancia.

    • Existencia de un deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de la sustancia.

    • Se continúa tomando la sustancia a pesar de tener conciencia de problemas psicológicos o físicos persistentes, que parecen causados por el consumo de la sustancia.

    • Problemas relativos al sistema familiar y al entorno social, como pueden ser, engaños para conseguir dinero, reducción del círculo social, comportamientos inadecuados...

    Algunos de los síntomas físicos más frecuentes son:

    • Marcha inestable e incoordinación
    • Deterioro de la atención y la memoria
    • Desmayo, estupor o coma
    • Insomnio
    • Náuseas o vómitos
    • Agitación psicomotora
    • Ansiedad o nerviosismo
    • Síntomas ansiógenos: taquicardia, sudoración, temblores, fatiga, visión borrosa, dilatación pupilar...
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    En función de la sustancia o el tipo de adicción se tomarán determinadas medidas de actuación. También es necesario evaluar el contexto y la gravedad de la adicción en cada caso de forma particular.

    Contamos con un plan personalizado para dejar de fumar en el que se recogen desde los beneficios de dejar de fumar hasta una guía de actuación en momentos de crisis, pasando por estructurar las actividades alternativas a fumar, técnicas de relajación, búsqueda de apoyos en el entorno, etc..

    Para el tratamiento del alcohol y otras sustancias contamos con tratamientos multicomponentes en los que se incluyen el manejo de contingencias y la relación con la sustancia, técnicas de autocontrol, entrenamiento en habilidades sociales y de afrontamiento y la terapia familiar y de pareja, entre otros.

TERAPIA FAMILIAR
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    La familia es un sistema en el que sus miembros establecen relaciones de intimidad, reciprocidad, dependencia, afecto y poder condicionados por vínculos sanguíneos, legales o de compromiso de larga duración, que incluye, al menos, una generación con una residencia común la mayor parte del tiempo. Actualmente existen multitud de estructuras familiares debido a los cambios culturales que se han ido normalizando con los años, como pueden ser, la familia monoparental, homoparental, de padres separados, familias ensambladas, etc. Por lo tanto, trataremos de dar solución a todos los problemas que puedan surgir dentro del sistema familiar, sea cual sea su estructura nuclear.

    Los problemas más comunes dentro del sistema familiar son los relacionados con la educación de los hijos o el comportamiento de los hijos adolescentes. El denominador común de problemas tan dispares como las rabietas incontrolables, los problemas de sueño, la violencia entre hermanos, el fracaso escolar o el consumo de drogas ilegales es la dificultad de los padres para controlar y encauzar la conducta de los hijos. Incluimos también aquí los problemas en el manejo de niños con dificultades especiales, como puede ser un trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o un síndrome de Down.

  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    Algunos de estos problemas que podemos encontrar dentro de un sistema familiar pueden ser:

    • Problemas de comunicación entre uno o varios miembros de la familia
    • Conflicto entre miembros del sistema
    • Violencia intra familiar
    • Establecimiento de modelos educativos adecuados (democrático, autoritario, permisivo e indiferente)
    • Influencia en los hijos por el proceso de separación
    • Desintegración familiar
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    El sistema familiar se ve influido por multitud de factores que han de evaluarse cuidadosamente antes de comenzar la intervención, puesto que vivimos dentro de una sociedad y una cultura definida, existen factores como la religión, el nivel socio-económico y la educación transmitida de generación en generación dentro de nuestra familia de origen, que hacen que nos comportemos de determinada manera en según qué situaciones. Podemos proponer una intervención de tipo genérico para tratar a un sistema familiar:

    • Modificar los patrones disfuncionales de interacción familiar
    • Mejorar el ambiente familiar y sus estilos comunicativos
    • Maximizar los recursos de la familia

    • En referencia a problemas con niños y adolescentes tratamos de que la terapia no consista en alinearse con los padres contra los hijos. Al contrario, mantenemos una posición neutral, procurando dar voz a los niños y adolescentes para que participen del proceso terapéutico, al igual que sus padres. Para ello, en ocasiones, es conveniente no sólo tener sesiones con toda la familia, sino también espacios en que hablemos a solas con los padres o con los hijos.

TERAPIA DE PAREJA
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    Los problemas de pareja que se pueden plantear en consulta son muy variados. Por un lado, hay parejas que acuden a terapia porque a lo largo del tiempo sus integrantes se han ido distanciando. Suelen tener poca intimidad, una vida sexual escasa y poco estimulante, con apenas espacios y tiempos comunes. No hay grandes conflictos, pero tampoco comparten ilusiones y proyectos.

    Por otro lado, hay parejas en conflicto, en las que las disputas y los altercados son constantes, más allá de la dosis de conflicto inevitable y normal en cualquier convivencia. Dichos conflictos pueden deberse a desacuerdos profundos respecto de temas básicos, como por ejemplo, tener o no hijos, pero a menudo se producen en torno a temas irrelevantes, que sin embargo, se abordan con un estilo comunicativo destructivo (criticas personales, desprecio, actitud defensiva y evasiva). A veces, esta conflictividad se debe a la existencia de agravios no resueltos en el pasado, aunque en otros casos se ha desarrollado recientemente a partir de una crisis de confianza desencadenada, por ejemplo, por una infidelidad o el descubrimiento de una adicción del otro.

    Estos y otros problemas serán tratados de forma específica en consulta, adecuándose a la situación y tipo de conflicto que presente cada pareja.

  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    A continuación proponemos una serie de cuestiones que te ayudarán a saber qué tipo de relación tienes y qué tipo de relación quieres tener:

    • ¿Qué tipo de compañero/a te gustaría ser?
    • ¿Qué cualidades personales te gustaría desarrollar en tu relación?
    • ¿Cómo tratarías a tu compañero/a si en esta relación fueras el “tú ideal” (la respuesta a la primera cuestión)?
    • ¿Qué tipo de relación quieres construir?
    • ¿Qué tipo de actividades quieres realizar regularmente con tu pareja?
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    Los cambios que se tratarán de propiciar a nivel personal tienen que ver con el conocimiento mutuo y la recuperación de la consideración positiva del otro. Se pretende promover una actitud hacia el cuidado activo de la relación, lo que implica consensuar la toma de decisiones entre ambos miembros de la pareja y apoyar los sueños y aspiraciones del otro.

    Desde el punto de vista relacional, en parejas en conflicto se tratará de ayudar a la pareja a reducir o controlar las interacciones negativas, resolver los problemas que tengan solución y sobrellevar aquellos que no la tengan. Se trata de que ambos miembros de la pareja sientan que ganan con la relación que están manteniendo y les compensa seguir como pareja.

    A nivel sexual, y descartando disfunciones sexuales por causa orgánica, puede ser importante cuestionar una educación rígida respecto al sexo o normalizar la sexualidad proporcionando información y desmontando temores relacionados con el sexo. Desde el punto de vista interpersonal, promovemos los elementos lúdicos de la sexualidad, el humor y el disfrute no exigente.

TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    Los sentimientos de abatimiento o depresión son viejos compañeros de la raza humana y en sus formas menos graves tienen funciones adaptativas. Pero estar triste no siempre es una emoción adaptativa. En ocasiones, por su duración, frecuencia o intensidad, estos sentimientos pueden interferir en la capacidad de adaptación de la persona y llegar a ser patológicos. Incluimos en esta categoría todos aquellos casos en que la persona experimenta niveles intolerables de tristeza, cansancio, abatimiento... Debido a una desregulación en el organismo de la persona, se generan y confirman una serie de pensamientos negativos sobre sí mismo, el mundo y el futuro que a su vez contribuyen a una mayor restricción de la actividad y los intercambios positivos.

    En nuestra consulta tratamos diversos problemas, como:

    • Depresión o tristeza continuada
    • Distimia (depresión durante mális de dos años)
    • Trastorno mixto ansioso-depresivo
    • Síntomas relacionados (anímicos, emocionales, físicos, interpersonales...)
  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    La mayoría de los síntomas depresivos se muestran a través de la conducta o el comportamiento apático y desganado que presentan las personas que padecen este problema. También existen otros signos internos a nivel fisiológico y psicológico que perturban notablemente a la persona impidiendo realizar una vida normal, pudiendo ocasionar un deterioro social, laboral o en cualquier otra área importante de la vida de la persona. Algunos de estos indicadores se exponen a continuación:

    • Estado de ánimo depresivo la mayor parte del día.
    • Disminución acusada del interés o de la capacidad para disfrutar de las actividades que antes sí disfrutaba.
    • Variación significativa del peso, por exceso o por defecto.
    • Alteración del sueño, insomnio o hipersomnia
    • Agitación o enlentecimiento psicomotor, que se traduce en una marcha rápida o por el contrario, excesivamente lenta.
    • Fatiga o pérdida de energía
    • Sentimientos de inutilidad o culpa excesivos o inapropiados
    • Disminución de la capacidad de concentración
    • Pensamientos recurrentes de muerte o ideación suicida
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    El trabajo principal respecto a este problema, sería restablecer y recuperar las actividades reforzantes y agradables que en un pasado realizaba la persona y que ahora no hace. Incluso animar a emprender otro tipo de actividades nuevas que le puedan resultar agradables. Otro aspecto importante a trabajar son los pensamientos negativos y autodestructivos que suelen darse en este tipo de trastornos. Proporcionaremos un registro de pensamientos para identificarlos y poder sustituirlos por otros más adaptativos y funcionales que proporcionen mejor calidad de vida a la persona que consulta.

    La depresión puede estar causada por multitud de factores que nos son ajenos pero que convertimos en propios. Sea cual fuere la causa que origina la depresión o tristeza excesiva, trataremos de desmontarla e instaurar nuevos hábitos más adaptativos y que favorezcan el bienestar personal e interpersonal.

TRASTORNOS DE ANSIEDAD
  • + -

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA

    Los problemas de ansiedad suelen ser muy variados; en todos ellos, desempeña un papel central una desagradable activación fisiológica (sudores, taquicardia, mareos...) asociada a ciertos estímulos o situaciones que el sujeto aprende a evitar. Una propiedad importante de la ansiedad es su naturaleza anticipatoria. Esto quiere decir que la respuesta de ansiedad posee la capacidad de anticipar un peligro para el propio individuo. Esto confiere a la ansiedad un valor funcional importante, ya que posee una utilidad biológico-adaptativa. Esta utilidad, no obstante, se convierte en desadaptativa cuando, como en la ansiedad clínica, se anticipa un peligro irreal.

    La ansiedad puede ser entendida, bien como una respuesta normal y necesaria, o bien como una respuesta desadaptativa (ansiedad patológica). La ansiedad patológica es una manifestación más frecuente, más intensa y más persistente que la ansiedad normal. La distinción entre ansiedad clínica o patológica y la no clínica generalmente se establece en razón a la demanda de tratamiento por la propia persona.

    Entre los trastornos de ansiedad más frecuentes se encuentran:

    • Estrés prolongado
    • Ataques de pánico con o sin agorafobia
    • Fobia específica (fobia a animales, sangre, avión...)
    • Fobia social
    • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
    • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)
    • Trastorno por estrés postraumático (TEP)
  • + -

    IDENTIFICACIÓN

    A la hora de identificar los trastornos de ansiedad podemos diferenciar, por un lado, los síntomas fisiológicos que se producen a nivel interno, y por otro, los pensamientos negativos y cogniciones desadaptativas que provoca enfrentarse a determinadas situaciones que nos generan ansiedad.

    Dentro de los síntomas fisiológicos, los más comunes son:

    • Palpitaciones y taquicardia
    • Sudoración
    • Temblores o sacudidas
    • Sensación de ahogo o falta de aliento
    • Sensación de atragantarse
    • Opresión en el pecho
    • Náuseas o vómitos
    • Inestabilidad, mareo y desmayo
    • Escalofríos o sofocaciones
    • Tensión muscular

    Los signos cognitivos y conductuales que nos indican que padecemos ansiedad patológica son, entre otros:

    • Evitación sistemática de las situaciones que nos provocan o potencialmente nos pueden provocar ansiedad.
    • Temor excesivo o irracional por la presencia o anticipación de un objeto o situación específico (p.e. Fobia a las arañas)
    • Pensamientos recurrentes o intrusivos que causan malestar significativo
    • Comportamientos o actos mentales repetitivos que siguen un patrón estructurado, provocando gran malestar y deterioro de la vida de la persona.
    • Malestar psicológico intenso ante ciertos estímulos externos o internos que recuerdan a un acontecimiento traumático.
    • Preocupación excesiva sobre una amplia gama de acontecimientos sin causa aparente.

    Los síntomas cognitivos causados por la ansiedad patológica son:

    • Dificultades para conciliar o mantener el sueño
    • Irritabilidad o ataques de ira
    • Dificultad para concentrarse
    • Hipervigilancia
    • Respuestas exageradas de sobresalto
  • + -

    PAUTAS DE INTERVENCIÓN

    Principalmente se tratara de normalizar la situación respecto a los síntomas somáticos para tranquilizar a la persona cuando sufra estos síntomas; para después, comenzar una fase de entrenamiento en relajación y control de la respiración para poder afrontar las situaciones que le generan ansiedad de una manera adecuada. Se le proporcionarán multitud de herramientas de afrontamiento para después comenzar el tratamiento de exposición a la situación que, por sistema, se evita. Se trata de una intervención gradual, segura y al ritmo de cada individuo.

HIPNOSIS CLÍNICA
  • + -

    CONCEPTUALIZACIÓN

    La hipnosis es una técnica basada en la confianza entre usuario y terapeuta estrictamente profesional. Esta técnica está siendo utilizada desde hace decenas de años para incrementar la eficacia de los tratamientos médicos y psicológicos. Además, está comprobado que la hipnosis puede transformar tratamientos personalmente costosos en algo más aceptable y llevadero para el usuario de nuestros servicios.

    Al usar la hipnosis una persona es guiada por otra para que responda a las sugestiones de cambios en la experiencia subjetiva, alteraciones en la percepción, sensación, emoción, pensamiento o conducta.

  • + -

    ÁREAS DE INTERVENCIÓN

    Algunas aplicaciones de la hipnosis son:

    • Control y manejo de la reacciones de ansiedad
    • Depresión
    • Fobias
    • Manejo del dolor (anestesia y analgesia)
    • Concentración, rendimiento académico y rendimiento deportivo.
    • Fortalecimiento del ego: incremento de la estima, auto-eficacia y confianza
    • Alteraciones del sueño
    • Tabaquismo y alteraciones de hábito
    • Regresión en edad y abreacción, progresión de edad, entrenamiento en distorsión del tiempo

    En definitiva, donde pueda aplicarse la Psicología, podrá aplicarse también la Hipnosis.

OTRAS ÁREAS DE ACTUACIÓN
  • + -

    OTRAS ÁREAS DE INTERVENCIÓN

    • Duelo
    • Síndrome del Burnout (estrés laboral)
    • Mejora de la autoestima
    • Habilidades sociales
    • Entrenamiento en asertividad
    • Técnicas de Relajación
    • Resolución de conflictos y toma de decisiones
    • Problemas de relación social/Timidez/Introversión
    • Orientación profesional y laboral
    • Hipocondría
    • Trastornos del sueño
    • Trastornos del control de los impulsos (gasto compulsivo, juego patológico, celptomanía, comer compulsivo...)

    Si quieres consultar por estas u otras dificultades, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos sobre la intervención más aconsejable en tu caso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies