La fábula de la zorra y las uvas……y la tendencia a la automejora

La fábula de la zorra y las uvas……y la tendencia a la automejora

¿Crees que tienes una visión realista del mundo y la vida en general? ¿Sueles aceptar tus fracasos? ¿O por el contrario, intentas ver otro punto de vista que favorezca tu posición?

La tendencia a la automejora es un rasgo de personalidad que todos tenemos en mayor o menor grado. Las personas que lo tienen más acusado tienden a distorsionar la información de forma que siempre salga beneficiada su autoestima o autoimagen, es decir, ante una situación real de fracaso lo que haces es darle la vuelta a la situación de forma que no se sientan frustrados, incapaces o para evitar asumir la responsabilidad del error. Es una tendencia automática, inconsciente, que funciona como protector de la propia autoestima, muy valiosa para la persona que lo hace aunque conlleve devaluar a los demás o se trate de una ilusión no real.

La fábula de “La zorra y las uvas” ilustra la tendencia a distorsionar la realidad como forma de proteger la autoestima:

La vieja y taimada zorra estaba decepcionada. Durante todo el día había merodeado tristemente por los densos bosques y subido y bajado a las colinas, peró. .. ¿de qué le había servido? No hallaba un solo bocado; ni siquiera un ratón de campo. Cuando lo pensaba -y se estaba sintiendo tan vacía por dentro que casi no podía pensar en otra cosa-, llegó a la conclusión de que nunca había tenido más hambre en su vida. Además, sentía sed…, una sed terrible. Su garganta estaba reseca.

En ese estado de ánimo. dio la vuelta a un muro de piedra y se encontró con algo que le pareció casi un milagro. Allí. frente a ella, había un viñedo lleno de racimos de frescas y deliciosas uvas, que sólo esperaban que las comiesen. Eran grandes y jugosas e impregnaban el aire con su fragancia.

La zorra no perdió el tiempo. Corrió, dio un salto y trató de asir la rama más baja, con sus hambrientas mandíbulas … ¡pero no llegó a alcanzarla! Volvió a saltar, esta vez a una altura algo mayor, y tampoco pudo atrapar con los dientes una sola uva. Cuando fracasó por tercera vez, se sentó por un momento y, con la reseca lengua colgándole, miró las docenas y docenas de ramas que pendían fuera de su alcance.

El espectáculo era insoportable para una zorra famélica, y saltó y volvió a saltar, hasta que sintió mareos. Necesitó mucho tiempo, pero, por fin, comprendió que las uvas estaban tan fuera de su alcance… como las estrellas del cielo. Y no le quedó más recurso que batirse en retirada.

-¡Bah! -murmuró para sí- ¿Quién necesita esas viejas uvas agusanadas? Están verdes…, sí, eso es lo que pasa. ¡Verdes! Por nada del mundo las comería.

-¡Ja, ja! -dijo el cuervo, que había estado observando la escena desde una rama próxima- ¡Si te dieran un racimo, veríamos si en verdad las uvas te parecían verdes!”

Entre los mecanismos de defensa que utilizan las personas con tendencia a la automejora destacan:

  1. Represión: la persona niega o no quiere aceptar aquellas cualidades o aptitudes que considera que no encajan con la propia imagen. Es común en estas personas que cambien de conversación o te ignoren cuando se les dice lo que han hecho mal o se les hace algún tipo de crítica que, a pesar de ser cierta, se niegan a aceptar.

  2. Proyección: tratan de atribuir a los demás los propios fallos. También extrapolan la culpa, las críticas, las actitudes que ellos mismos hacen pero que no quieren asumir. Como diría el refrán “Tendemos a ver la paja en el ojo ajeno y a no ver la viga en el propio”.

  3. Formación reactiva: este tipo de personas también suelen pecar de envidia y adueñarse de actitudes y cualidades que realmente no poseen. Siguiendo con los refranes “Dime de qué presumes y te diré de lo que careces

La tendencia a mantener una autoimagen positiva influye en las relaciones de este tipo de personas, pues tienden a aproximarse a personas que tienen buena opinión de ellas y a alejarse de quienes no le muestran una actitud favorable. En los casos extremos adoptan actitudes del tipo “o estás conmigo o estás contra mi” y suelen deteriorar las relaciones con una sola opinión en contra a su forma de pensar. Si convives con una persona así o te identificas con lo dicho anteriormente, se pueden corregir estos sesgos cognitivos que distorsionan la realidad con terapia psicológica. Lo normal es que la persona no acepte que tiene este tipo de problema, pues como hemos dicho anteriormente, tiende a ignorar cualquier crítica o fallo que se le apunte. Por lo que, si debes convivir con una persona con tendencia a la automejora ten en cuenta lo siguiente:

  • Intenta evitar entrar en discusión con la persona en cuestión, pues no dará su brazo a torcer y sólo conseguirás deteriorar la relación.

  • Cuando quieras realizar una crítica o exponer su error, ten a mano pruebas que repliquen lo que estás diciendo para que no haya posibilidad de distorsión por su parte.

  • Pon en cuarentena todo aquello que diga con respecto a los demás, pues suelen devaluar las cualidades de los otros para que su autoestima no se vea afectada o incluso pueda ser mejorada o aumentada.

  • Cuando te quiera culpar sobre algo de lo que realmente esa persona tiene la culpa (proyección) es mejor extinguir esos comportamientos ignorando, saliendo de la situación, cambiando de tema, etc. que entrar en una discusión sin sentido que no llevará a ninguna conclusión.

No huyas de ti mismo, tarde o temprano te vas a alcanzar, porque no podemos dejar de enfrentarnos a quienes somos y a lo que deseamos

 

Deja un comentatio

Comentario (obligatorio)

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (obligatorio)
Email (obligatorio)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies